CERI
     
  Información para el Paciente
 
Temas de Interés
   
 
Temario
Acné
Alergia
Apneas del Sueño
Asma
Bronquiolitis
Bronquitis Crónica
 
.
Control de Lunares
Enfisema
EPOC
Piel seca
Rinitis
 
 
Acné
El acné comienza típicamente en la adolescencia, con seborrea (aumento de la grasitud de la piel), comedones (puntos negros) y papulopústulas (granos). Como consecuencia, y según la severidad, pueden quedar manchas y cicatrices. Puede también asociarse a problemas hormonales, y/o aparecer en adultos. Si bien existen numerosos productos de venta libre en el mercado, es el dermatólogo quien debe indicar el tratamiento -tópico o con medicación vía oral- adecuado para cada necesidad, solicitar estudios, y realizar el seguimiento correspondiente.
 
Alergia
Es una reacción desproporcionada del sistema inmune a una sustancia que es inofensiva para la mayoría de las personas. Pero en una persona alérgica, el sistema inmunitario trata a la sustancia (denominada alergeno) como un invasor y reacciona de manera inapropiada, provocando síntomas que pueden ir de las molestias leves a problemas que pueden poner en peligro la vida de la persona.
Los síntomas pueden variar en su manifestación; estornudos, tos, sibilancias, dificultad para respirar, eczemas o erupciones cutáneas.
La enfermedad suele evolucionar de dermatitis alérgica a rinitis y luego a asma. Esta evolución, conocida como la “marcha alérgica”, debe tratarse y controlarse adecuadamente.
La precocidad en el diagnóstico y tratamiento asegura mejor control de la enfermedad, mayor calidad de vida y menores complicaciones.
 
Apneas del Sueño
Apnea es una palabra griega que significa “sin aire”. Esta afección se caracteriza por la interrupción de la respiración durante el sueño. Estas interrupciones pueden ser muy cortas pero también pueden durar hasta dos minutos. La frecuencia de los ataques puede ser de hasta 30 veces en una hora o más, interrumpiendo de sobremanera el sueño del paciente.

Hay dos tipos principales de apnea: la apnea obstructiva y la central. Algunos pacientes podrían sufrir los dos tipos simultáneamente y esta se denomina apnea del sueño mixta.
La apnea más común es la obstructiva que se define como la obstrucción reiterada parcial o completa de la faringe provocando intercambios de gases reducidos u obstruidos durante el sueño. La hipopnea se define como una reducción del flujo de aire igual o superior al 50% del flujo normal esperado, durante más de 10 segundos. La apnea se define como la ausencia total de flujo de aire durante más de 10 segundos.

La apnea del sueño es muy común aunque todavía sigue siendo sub-diagnosticada; se estima que un 3% hasta un 5% de la población mundial sufre del síndrome de apnea obstructiva del sueño. Más frecuentemente el paciente típico es masculino, con grave sobrepeso y mayor de 40 años de edad. Sin embargo, cualquier individuo a cualquier edad podría desarrollarla.

 
Asma
El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias cuya manifestación es la inflamación y obstrucción de los bronquios.
Esta inflamación producida por distintos estímulos (la contaminación ambiental, los pólenes, la risa, el ejercicio las emociones) irrita los músculos de las vías respiratorias, haciéndolos contraer -broncoconstricción-. A consecuencia de ello se hace más difícil que el aire salga y entre de los pulmones. Esto produce sibilancias, tos y dificultad para respirar. La inflamación, también causa que la mucosa respiratoria produzca más moco, a su vez provoca tos y obstruye más el flujo de aire.
Puede manifestarse en cualquier edad de la vida, siendo más común el comienzo en la niñez.
 
Bronquiolitis
Es una enfermedad común respiratoria, provocada por una infección viral que afecta los bronquios más pequeños denominados "bronquiolos", que llevan el aire a los pulmones. A medida que estas vías aéreas se inflaman, se obstruyen y se llenan de mucosidad, haciendo que al niño le cueste respirar.
Por lo general, la bronquiolitis se da en los dos primeros años de vida, con una mayor incidencia entre los 3 y los 6 meses. La concurrencia a centros para el cuidado de niños (guarderías) y la exposición al humo del cigarrillo también puede aumentar las probabilidades de que un lactante desarrolle bronquiolitis.
La mayor parte de las veces se trata de una enfermedad leve, pero algunos lactantes enferman más intensamente, empiezan a necesitar oxígeno y requieren internación.
Luego de curarse, los niños que han padecido bronquiolitis tienen más probabilidades de desarrollar asma en una etapa posterior de la vida, pero aún no resulta claro si la bronquiolitis provoca el asma, o si los niños que finalmente presentaran asma simplemente eran más propensos a desarrollar bronquiolitis durante la lactancia.
La bronquiolitis suele ser provocada por una infección viral, generalmente el virus sincitial respiratorio (VSR). Otros virus asociados con la bronquiolitis incluyen el virus de la gripe y el adenovirus. Las infecciones que pueden provocar bronquiolitis son contagiosas
.
 
Bronquitis Crónica
Es la inflamación de los bronquios, principales vías aéreas de los pulmones.
De acuerdo a la definición de la Organización Mundial de la Salud, la bronquitis es considerada una enfermedad crónica si el paciente sufre de períodos de tos y producción de secreciones viscosas.

Determinados gases o circunstancias (por ejemplo, humo de tabaco, contaminación del aire, gases industriales, calor excesivo, polvo, enfermedades e infecciones sin tratar de las vías aéreas superiores y otros factores de riesgo) destruyen la habilidad del pulmón para limpiarse a sí mismo. La mucosidad no puede trasladarse más a la garganta y el paciente ya no puede expulsarla de las vías aéreas.

 
Control de Lunares
Al menos una vez en la vida, idealmente una vez al año, es necesario realizar un control de lunares. Consiste en un examen clínico realizado por el dermatólogo, de todos los lunares del cuerpo, incluyendo labios y boca. El objetivo es detectar la presencia de lunares sospechosos de malignidad para estudiarlos luego, en mayor profundidad, mediante un procedimiento sencillo y sin riesgos como es la biopsia de piel. Si uno observa que un lunar cambio de color, forma, tamaño, no cicatriza, pica, o simplemente tiene dudas sobre una mancha en la piel, no debe demorar la consulta. Especialmente si hay antecedentes familiares de melanoma.
 
 
Enfisema
Definida como una afección crónica caracterizada por la rotura de los tabiques alveolares, es decir que de varios alvéolos se forma un solo alvéolo de dimensiones mayores. Las paredes de los mismos están engrosadas y no tienen la capacidad de realizar una correcta ventilación pulmonar. La causa es principalmente la exposición a partículas perjudiciales (sobre todo humo de tabaco). Durante el curso normal de la enfermedad estas pequeñas terminaciones de las vías aéreas se hacen progresivamente menos elásticas y el intercambio de gases en el pulmón se reduce. Algunos pacientes que sufren esta afección no pueden ni siquiera apagar un fósforo o una vela.
 
EPOC
El término EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es un término genérico para un síndrome causado por enfermedades como enfisema y bronquitis crónica. Como estas dos enfermedades frecuentemente coexisten, los médicos utilizan el término común EPOC.
EPOC se caracteriza por una obstrucción en las vías aéreas que no es totalmente reversible. Generalmente se encuentra acompañada por disnea, o por falta de aire y los pulmones se inflaman fácilmente en contacto con ciertas partículas o gases.
La principal causa de la EPOC es el consumo de tabaco. Otros factores que contribuyen son las alergias y la contaminación ambiental.
 
Piel Seca
Una piel seca, que no mejora con el uso de las cremas habituales, se encuentra indefensa frente a las agresiones diarias, favoreciendo la aparición de eccemas e infecciones. Muchas veces de debe al uso de determinados jabones o detergentes, de agua excesivamente caliente para el baño o lavado de manos, o poca ingesta de agua diaria. Otras veces se debe a alteraciones en la tiroides, circulatorias, o diabetes (más comunes en adultos), o como parte de la dermatitis atópica (frecuente en niños, asociada a broncoespasmos y/o alergias respiratorias). En todos estos casos deberán hacerse los estudios e interconsultas necesarias para indicar el tratamiento correcto y revertir la situación.
 
Rinitis
Es un padecimiento inflamatorio de la mucosa y las estructuras internas de la nariz, de carácter crónico, ya sea intermitente o recurrente, o de forma continua, que sucede en personas de cualquier edad, pero que tiene una fuerte tendencia hereditaria.
Las manifestaciones clínicas que caracterizan a las rinitis son la obstrucción nasal que dificulta la respiración, eliminación de una secreción acuosa por la nariz, múltiples estornudos y picazón de la nariz.
La obstrucción de la nariz puede afectar simultáneamente a ambos lados o alternarse afectando primero a un lado y luego al otro. En algunos casos, las personas no perciben esta obstrucción ya que se han acostumbrado a ella y a respirar por la boca.
La eliminación de la secreción de tipo acuosa por la nariz no siempre puede ser observada ya que es eliminada hacia atrás produciendo una tos muy molesta, principalmente por la noche al acostarse
La picazón de la nariz, lleva al continuo rascado con la palma de la mano elevando la punta de la nariz produciendo el denominado "saludo alérgico". Esta molestia se extiende hacia los oídos, paladar y faringe produciendo un ruido muy particular buscando aliviarla. También pueden aparecer molestias en los ojos, con lagrimeo, picazón e hinchazón.
Se presenta a cualquier edad de la vida siendo muy común el comienzo en la niñez.