CERI
     
  Institucional
 
 
 
Historia
   
 
CERI comienza su tarea asistencial el 19 de Junio de 1979. Orientado desde el comienzo al diagnóstico y la asistencia integral de la patología respiratoria infantil, contando con un equipo interdisciplinario pediátrico relevante que permitió dar respuesta satisfactoria a los fines fundacionales.

En el año 1980 se crea el Departamento de Adultos por requerimiento de los familiares de pacientes pediátricos que al presentar patologías similares deseaban contar con Asistencia Interdisciplinaria.
Ambos departamentos contaron desde su inicio con especialistas en neumonología, alergia, otorrinolaringología, dermatología y psicología, permitiendo de esa manera cumplir con los objetivos trazados al comienzo. El disponer de servicios auxiliares de radiología, ecografía, laboratorio biológico, laboratorio de funcionalismo pulmonar y estudios audiológicos permite el rápido diagnóstico integral del paciente. Esta ventaja es de utilidad para los pacientes del interior y del exterior que nos consultan.

En la actualidad se ha puesto énfasis en el desarrollo del Departamento de Otorrinolaringología, el que cuenta con médicos de la especialidad en pediatría y adultos, y equipamiento moderno. Permitiendo mayor eficiencia en el estudio de la vía aérea superior y del resto de la patología afín, donde la rinitis cobra una relevancia cada vez mayor en la patología respiratoria, de ambos grupos etáreos.

Desde hace un lustro CERI se asocia a profesionales destacados en el área de la Investigación Clínica, con el objetivo de desarrollar una Unidad que permita avanzar en esa dirección. Para ello, desarrolla un curso de Investigación Fármaco Clínica en el cual participa todo su personal médico, técnico y administrativo, dando capacitación específica y siendo evaluados los conocimientos adquiridos para de esa forma estar habilitados a la integración de dicha Unidad.
En la actualidad la Unidad de Investigación Clínica Polivalente se encuentra cumpliendo con todo lo requerido por los patrocinantes y las regulaciones nacionales e internacionales, desarrollando protocolos de fases II, III y IV tanto para la industria nacional como internacional.